Hace unos días pude vibrar mientras fotografiaba a Evoeh en una actuación privada que ofrecieron en el Gran Teatro Liceu.

Mientras editaba las fotos reflexionaba sobre la importancia y la grandeza de los artistas, de todo lo que nos hacen sentir y experimentar. Reflexionaba sobre qué sería de nosotros sin los artistas, y para mí, artistas lo son todas aquellas personas que creen fervientemente en lo que hacen porque saben que “eso que hacen” (en todos los campos, científicos, culturales y sociales) nos hace un poco mejores a todos.

El texto que sigue está escrito a partir de esta reflexión. Porque necesitaba poder expresar aunque sea modestamente el amor y admiración que profeso por estas personas.

¿Qué es el arte, las ciencias, qué sería de todas ellas sin almas vibrantes y entregadas dando la vida entera en cada interpretación, actuación, investigación y descubrimiento, en cada verso?

¿Qué seria de nosotros, seres “normales”, si estas almas frágiles, efímeras pero eternas no nos entregaran su corazón en cada cosa que hacen? ¿Qué excusa le pondriamos a las futuras generaciones si no existiesen estas almas auténticas que cada día nos redimen un poco de las verdaderas catástrofes humanas y ambientales que cometemos?

Son los artistas almas bellas, sublimes, frágiles, que cada día vuelven a intentarlo, que cada día creen y crean y mueren de tristeza si no lo hacen, si no comparten sus creaciones, si no les valoramos. Ellos son de verdad quienes redimen nuestra humanidad.

Y hablo de todos los artistas, escénicos, científicos, poetas y por supuesto también “los locos lindos” que son los artistas sociales que a diario dejan tambien su vida por amor a esta humanidad.

Más fotos aquí. Si te gustan y eres artista ya sabes donde encontrarme =)