Esta es una carta abierta a todas y todos aquellos novios que buscan fotógrafo para su boda. Una carta que pretende ser sincera, directa, sin frases hechas.. sino más bien pensamientos reales.

Doy por hecho que habéis mirado y leído tantos blogs, tantas recomendaciones… que habéis pedido ya presupuestos y que, puede, estéis un poco cansados. Por ello va esta carta abierta, no como fotógrafa sino más bien como persona.

Para esos novios que estáis buscando fotógrafo van estas líneas…

Me ofrezco como aspirante a fotografiar vuestra boda, la cual estáis preparando con consciencia, mucha ilusión y también mucho esfuerzo.

No quiero abrumaros con frases hechas, no quiero repetir lo que ya habréis leído en tantas webs, y en tantos emails. Solo quiero deciros que de verdad amo lo que hago. Que para poder vivir de esta profesión he aprendido que no vale solo con el esfuerzo, ni tan siquiera vale solo con pasión (palabra tan utilizada para todo) sino más que nada vale el amor que le pongas a cada cosa que haces, a lo que sientes.

Siento cada foto ahí dentro, en el centro de mi ser… os parecerá extremo, lo es, para mi la fotografía no es solo un fín, sino más importante, es un medio gracias al cual puedo guardar y puedo vivir más concienzudamente el presente siempre tan efímero.

Mis fotos son más reales que fotos de moda. Son de esas fotos que las miras una y otra vez porque tienen tu esencia, tienen tu sonrisa, esa que nace desde dentro. Tienen el brillo en los ojos de las personas que amas. Todo sin que te des cuenta, y desde el respeto absoluto por tu gran día, tu gran momento.

He aprendido a “sacrificar” muchas fotos en pos de la naturalidad, la magia reside en la autenticidad de las personas, cambiar algo para tener la foto y perder la magia es para mi impensable. Me quedo entonces con la sencillez del momento que es lo que recordaréis, lo que justamente hará que miréis las fotos y os emocioneis.

Gano en las distancias cortas, cuando puedo conocer directamente a las personas y sentir su energía, su luz. Me encanta poder conocer novios entusiastas, sencillos, que valoran tremendamente el valor de una foto, el valor “invalorable” de un detalle simple que será el más valioso recuerdo para siempre.

Si eres una de esas parejas, gracias por darme la oportunidad de conocernos. Si os gustan las fotos con luces y poses seguid buscando porque no sabré fotografiar vuestro gran día, y sería imperdonable no tener las fotos que esperáis de vuestro gran día.

Más posts relacionados con Fotografía Vivencial de Boda:

De fotógrafos reacios y novios vibrantes