Ser emprendedora duele

Ser emprendedora duele

Ser emprendedora, cuánto cuesta, cuanto duele… Parece tan fácil, tan simple, tan rápido. Tan seguro y tan obvio que una pueda vivir de lo que le gusta,  pueda ganarse la vida haciendo lo que más ama. Lees millones de páginas, recibes miles de Newsletter de taaaantas y...