Mi vida encoronada

Mi vida encoronada

Estoy con mi vida encoronada, así que he decidido que no cuento los días, no cuento las horas. He procurado desdibujar los días y las horas, quitar las fechas del calendario. Porque los días por delante son inciertos. No sigo reto alguno, ni actividad, ni he comenzado...