Hacía realmente mucho calor, me sentía agobiada. Y entonces les vi, riendo a carcajadas mientras se subían unos sobre otros y las olas volvían a hacerles perder el equilibrio.

Eran castellers!!!! Ahí tenía un puñado de ellos delante mío, a pesar del calor abrasador se llevaron sus fajas y camisetas. Pensé, esto es la pasión, la alegría de sentirse identificados con algo. Se lo estaban pasando realmente bien, si bien eran pocos, eran suficientes para representar  “la colla” (grupo) a la cual pertenecían.

Cuando se dieron cuenta ahí estaba pidiéndoles permiso para hacerle fotos… Me negaba a perderme aquella magnífica oportunidad, castellers en la playa!

Realmente la alegría de estos chicos era contagiosa. Me quedo con ese significado de tantas cosas que representan los castellers, amistad, confianza, fuerza, liderazgo, superación e ilusión por llegar a lo más alto, pero entre todos.

Gracias chicos!