El tiempo mi querida amiga no pasa rápido, solo dejamos de verlo pasar…
Y cuando nos damos cuenta ya pasó y lo perdimos..
El tiempo puede detenerse y saborearse cuando lo compartimos concienzudamente,
cuando puedo darte un abrazo apretado, y decirte ahora cuanto te quiero…

Querida amiga la vida es fugaz, pero se puede relentizar el destello si te miro a los ojos mientas
me hablas y compartes tu alma conmigo…
Si podemos compartir el dolor de sentir que la vida se va es que estamos descubriendo su luz,
y aún estamos a tiempo de proyectar este tiempo de luz hacia la eternidad…

La vida mi amiga querida, puede ser larga, corta o muy corta, pero nunca deja de ser vida…
y su luz es para siempre…

Te quiero…